(From Penelope)

    “Decidí asistir a la Universidad de Colorado -Boulder en honor a mis padres, los cuales siempre me enseñaron la importancia de la educación, y por todos los maestros que creyeron en mí y me apoyaron. Siempre me imaginé que asistir a una Universidad tan grande como CU Boulder sería difícil, pero lo logré gracias a las personas que me brindaron su apoyo, a los programas de la escuela y a mi comunidad que apoyaron mis metas. Me gustaría que CU Boulder tuviera más estudiantes de color, y que las oportunidades de asistir a esta escuela fueran más alcanzables. Aún así estoy agradecida con CU Boulder por los programas de apoyo que ofrecen a los estudiantes y a sus familias, y ojalá que otros   estudiantes sepan de estos programas y también utilicen esta ayuda .          Muchas gracias a todos los donantes y al comité de BCLL porque estas becas no solo me ayudan a mí, pero han ayudado a otros estudiantes que como yo estamos tratando de salir adelante y tener una profesión en beneficio de nuestra comunidad. Estoy estudiando para ser maestra de escuela primaria, y de igual manera participo en programas dentro y fuera de la escuela. Porque de eso se trata, mi comunidad me ayuda a mí, y yo ayudo a mi comunidad.

(From Teresa)

    Después, cuando estaba en la Universidad, de Texas (Austin), tenía una rata de mascota.

Crecer en una familia unida, con múltiples generaciones me dio las raíces que necesité para tener éxito en lo que me proponía. Mi padre siempre decía: “No hay nada que no puedas hacer.” El creía que con arduo trabajo, educación (vía ayuda financiera y prestamos estudiantiles, los cuales eran necesarios en mi familia) y enfoque, mis hermanos y yo podríamos ser lo que quisiéramos ser. Su creer en mí, me ayudo a mí a creer en mi misma, y me ayudo a ser más valiente de lo que me imagine que podría ser. También, el siempre decía “La familia viene primero”. Esto me enseño el valor de la familia, y saber quién soy y de dónde vengo. La familia, ya sea como la definas tú, son las raíces que proveen la estructura en la cual construirás tu vida.

   Aunque ya tengo 28 años viviendo en Colorado, aún hay algo dentro de mí que se siente como “hogar” en El Paso; en el desierto. Mi familia también es mi “hogar”.

    En CU Boulder, trabajo en el departamento de Psicología y Neurociencia como investigadora en el área de lesión en el cerebro y conmoción cerebral. Actualmente, también soy Decana Asociada de la investigación. Mi parte favorita de este trabajo es ayudar a los estudiantes a encontrar y pasar tiempo en lo que ellos verdaderamente aman. Fuera del salón de clases, usualmente es parte de la investigación, becas, o trabajo creativo en la escuela de artes y ciencias. Esto quiere decir que un estudiante está trabajando con un miembro de facultad, estudiando desarrollo lingüístico, como funciona el cerebro y cuando está lesionado, música rap, creaciones artísticas o producciones teátricas. Mi trabajo no solo me deja trabajar con los estudiantes en CU, si no también con los estudiantes de la preparatoria que están pensando en asistir al colegio, en especial a CU Boulder.

   Una de las cosas que me gustaría recomendar para hacer, ya sea que estés aquí en CU Boulder o en cualquier otra Universidad, es esto: Conoce a tus profesores. Asiste a sus horas de oficina (no solo una vez, sino más de una vez) y llega a conocerlos. Pregúntales que, si no les molesta, que te compartan como llegaron a donde están—cuando escuches de los caminos que los profesores han tenido que tomar para llegar a donde están, miraras que para cada persona es diferente, quizá más flexible de lo que piensas. Quizá tomes ideas de cómo llegar al lugar donde tú quieres estar.

(From Primer Año Memorable)

   Consejo #1- Proponte metas realistas, y mantenlas presente todo el tiempo. Asistir al colegio no es fácil. Si fuera, todo el mundo tuviera un título universitario. Es fácil seguir trabajando duro cuando se tiene algo en mente que se desear obtener. Recuérdate a ti mismo y a los que te rodean cuales son las razones que estas asistiendo al colegio, y los planes que tienes después de que hayas obtenido tu título. Toma el tiempo para pensar en los pasos que se requieren para lograr tus metas, y también en los obstáculos que se atravesarán en tu camino.

   Consejo #2- Haz la escuela tu prioridad. Siempre habrá algo distinto que querrás estar haciendo en vez de asistir a clases o estar estudiando. Conéctate con gente de tu universidad que tengan las mismas metas que tú. Entre más sea el apoyo que recibas, es mejor. Cuando yo regresé al colegio como adulta, me hice una promesa; que no importaba lo que pasara en mi vida, jamás me saldría del colegio y que seguiría estudiando hasta que recibiera mi título universitario que siempre quise. Once años después, y muchas noches de arduo trabajo, recibí mi maestría en Artes de Educación Superior y Administración en Liderazgo de la es Universidad de Adams State en Alamosa Colorado.

    Consejo #3- Haz tiempo para la tarea. Para cada materia, cada estudiante debería estar estudiando tres horas fuera de clase. Muchos de los estudiantes estudian por dos horas y usan una hora para terminar la tarea. Haz un horario que te dará tiempo para estudiar. Déjale saber a tu familia y amigos cuando planeas estudiar para que no interrumpan tu tiempo de estudio.

    Consejo #4- Involúcrate en tu universidad. Si ya tienes un trabajo en la universidad, forma un grupo de estudio, o únete a un club/organización, lo importante es que te involucres. Las investigaciones demuestran que entre más los estudiantes se involucren en su universidad, es más la probabilidad de que reciban su título universitario. Cuando empecé el colegio, estaba esperando mi primer hijo, y sabía que tenía que estar trabajando al mismo tiempo que asistía a la escuela. Aprecié que la escuela tuviera posiciones abiertas para que me ayudaran a cumplir mis metas. Conocí a otros estudiantes que también trabajaban en la escuela, que ayudaron que el asistir a la escuela fuera más divertido y memorable. Hoy en día aún sigo siendo amiga de muchos de los estudiantes que conocí en mi trayectoria universitaria.

    Consejo #5- Aprovechen los recursos. La universidad tiene distintos servicios de apoyo. Por ejemplo, Front Range Community College ofrece El Programa TRiO, ayuda financiera, tutoría, centro de apoyo académico, servicio de deseabilidades, apoyo de salud mental, servicios para los veteranos y mucho más. Un buen lugar para empezar seria en la Oficina para los Estudiantes, el Departamento de Admisiones, o en Consejería académica. No se les olvide que también tienen profesores e instructores que pueden ser de excelentes recursos. Todo el personal, la facultad y los profesores tienen horas de oficina para poder reunirse con los estudiantes que lo necesiten. ¿Qué estás haciendo para que tu primer año sea excelente?

 

Melanie Rocha

Front Range Community College

Student Involvement Coordinator

(From Ester)

    Desde el principio ella trabajó y sigue trabajando en su comunidad como voluntaria en diferentes organizaciones. Unas de estas organizaciones fueron la del programa de español que provee clases de español a los niños de primaria, líder de Cub Scout, asociación de propietarios, la Liga de Mujeres que Votan, y mucho después en la junta directiva de Community Foundation, Kiwanis Club, Impact on Education y también Share-a-gift. Ella también tuvo su propio programa de radio por 11 años en el Radio Reading Services of the Rockies, donde leía historias infantiles a los ciegos. Como pasatiempo, Ester y Bob fueron presidentes del Club de Baile de la Universidad por 24 años. Por los últimos 20 años, Ester ha sido organizadora de un grupo que asisten al teatro, y cuáles disfrutan asistir al Boulder Dinner Theatre.

    En el 1989, cuando era soltera, Ester y Bob se conocieron en una “cita a ciegas”, y para el 1991 ya estaban casados. En el 1998, ella recuerda que se reunió con sus amigas latinas profesionales, y se dió cuenta que todas estaban pasando por los mismos prejuicios y discriminaciones en sus vidas. Era tiempo ya de hacer algo diferente. Ella renunció a su trabajo, y junto con Shirley Bentacourt- Conley, fundaron La Liga de Mujeres Latinas del Condado de Boulder (Boulder County Latina Women’s League). Su meta era ayudar a estudiantes Latinos con sus estudios en el Condado de Boulder. Al principio, solo ofrecían becas a las mujeres, pero años después decidieron ofrecerles a los hombres también, y el nombre se acortó a Liga de Latinas del Condado de Boulder (Boulder County Latina League). “Nunca nos imaginamos que gran logro sería esto para nosotras”. Había tanta felicidad en los estudiantes, y orgullo en sus familias cuando los estudiantes pasaban a recibir su certificado. Se convirtió en un momento lleno de emociones que hasta hoy sigue siéndolo.

    Su esposo Bob también se involucró desde el principio y con felicidad aceptó el puesto de especialista de computadora y hasta hoy día sigue ayudando a la Liga. El se encarga de hacer todos los trabajos en computadora, las invitaciones a las recaudaciones de fondos, los folletos, los certificados, los programas, etc. El diseñó el logo de la Liga.

   Ester es una mujer apasionada por los estudios, y cree que la educación es el camino para que sus queridos hermanos hispanos salgan de la pobreza. Ester está muy orgullosa de estar trabajando con un grupo de mujeres que luchan contra de los prejuicios de la raza y el género, y que afirman y saben lo valioso que es cada persona. Ella vive en Boulder con su esposo Bob, tienen 2 hijos y 4 nietos los cuales viven en Oregon y Massachusetts.